Martes, 25 de Noviembre de 2014 - 21:56 h

Enlace de interés

"Sangre derramada" mueve las conciencias

26/06/2011 19:16 Leer el artículo completo en: El Diario de Yucatán - Espectáculos

La película "Sangre derramada", producida por el periodista Enrique Vidal y Sally de Perete y basada en la obra "Nosotros somos Dios" de Wilberto Cantón, abrirá el ciclo de cine "Del teatro a la pantalla", el próximo domingo 10 de julio. Estrenada en 1974 en el entonces Cine Mérida en el marco de la coronación de Irma Lozano como "reina del cine nacional", la cinta no tuvo el éxito esperado por un boicot gubernamental, según revela Enrique Vidal. Y es que la trama aborda una represión estudiantil cuando todavía estaba fresco el recuerdo de Tlatelolco. Entrevistado por el Diario, Vidal Herrera señala que en realidad la obra original habla de la represión del gobierno de Huerta contra una manifestación obrera: "Yo le dije al director (Rafael Portillo) que le cambiara manifestación obrera por estudiantil; claro que con toda la intención", dice. Recuerda que la película fue un éxito y el día del estreno internacional en Mérida se agotaron las localidades y sucedió lo mismo en la ciudad de México. A pesar de esto, el filme sólo estuvo en cartelera cinco semanas. "Luego descubrimos que fue el mismo director del Banco Nacional de Cinematografía, Rodolfo Echeverría, quien debajo del agua ordenaba que no se proyectara". Vidal Herrera dice que descubrir a Echeverría fue una sorpresa, pero era comprensible, ya que era el hermano de Luis Echeverría, secretario de gobernación de Díaz Ordaz y señalado como el que dio la orden de la matanza de Tlatelolco. "Lo curioso es que cuando le hicimos la propuesta dijo que si nos apoyaba, claro que si no lo hacía iba a ser una descortesía para Guatemala", enfatiza. La película en la que participaron Irma Lozano, Fernando Larrañaga, Víctor Junco, Alicia Encinas, María Martín y el yucateco Augusto Palma, fue financiada y filmada en Guatemala. El gobierno tuvo el interés de crear su industria cinematográfica y la primera película que iban a hacer era sobre la vida de Miguel Ángel Asturias, "pero los herederos pedían mucho dinero. Fue entonces que me acordé de una obra que había visto de Wilberto Cantón de la cual me enamoré: 'Nosotros somos Dios'". "A Wilberto Cantón le pagamos 10 mil pesos; Irma Lozano tampoco nos cobró mucho, le dimos 15 mil con todo y el desnudo que hizo...". Enrique Vidal recuerda que la contratación de Irma Lozano fue casual, pues primero se había pensado en Meche Carreño, "aunque nadie le iba a creer el papel de estudiante inocente, torturada y violada". La película se filmó completamente en Antigua Guatemala que en ese entonces se parecía a la colonia Juárez de la ciudad de México. Participaron como 50 extras a los que les daban un dólar por día y su comida. El mismo Vidal aparece en una escena como soldado, debido a que el actor que debía salir no se encontraba "y para colmo tenía diálogo, entonces dije: 'tráiganme el traje y salgo yo'". La película costó 800 mil pesos, "muy barata", pues en esa época el promedio era de 3 millones. "Hace poco la pasaron en el canal 'De película'", dice. El domingo 10 de julio, el filme volverá a brillar en la cineteca nacional del Teatro Armando Manzanero. La proyección será a las 5 de la tarde y la entrada es gratuita.- IVAN CANUL  

Busca en nuestro archivo

L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
             

Siguenos también en: Google News