Jueves, 17 de Abril de 2014 - 07:39 h

Enlace de interés

Con un soborno, cualquier accidente queda en el olvido en el Corralón de Rancho Colorado

25/07/2011 22:43 Leer el artículo completo en: Periódico Digital - Puebla

Funcionarios autorizan la liberación de vehículos que nunca pasan por la caja de cobro, bastan 40 minutos y unos cuantos miles de pesos SEGUNDA PARTE Si alguna vez fue víctima de un conductor imprudente, es probable que se lo tope en la calle con el mismo vehículo infractor un par de horas después del incidente. Aun cuando haya intervenido el Ministerio Público y el auto en cuestión se ingrese al Corralón de Rancho Colorado, más de mil pesos hacen eso posible. El 12 de mayo de este mismo año, el servidor público Rogelio Silva Jiménez, un joven de apenas 29 años, fue indiciado ante la Agencia del Ministerio Público Norte de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) por los probables delitos de falsificación de sellos, marcas y punzones en su modalidad de uso, delitos cometidos en la administración de justicia y en otros ramos del poder público y cohecho. Fue sorprendido cuando sacó de "forma indebida" los sellos de las oficinas para autorizar la liberación de un vehículo que nunca pasó por la caja de cobro. Para liberar el vehículo también se manipuló el sistema y se determinó que el automóvil era propiedad de un afectado y no de un infractor. Miles de automóviles son recuperados del corralón que se ubica en el bulevar San Felipe número 2600 en Rancho Colorado sin que se refleje en la papeleta de infracción la causa por la que ahí se encuentra. Un soborno que va de 2 mil hasta los 15 mil pesos, es suficiente, incluso, para cambiar un acta ministerial cuando el agravio pudo ser un accidente o un atropellamiento. Así se explica que personas en estado de ebriedad que causaron un accidente automovilístico o algún imprudente que atropelló a cualquier peatón recupere al siguiente día su vehículo. Fácil: un acuerdo con el capturista, el oficio de liberación sellado y la "mordida". Todo, en menos de 40 minutos. Rogelio Silva está libre bajo fianza. Una investigación se sigue en su contra por estos hechos, pero es apenas uno de los hilos que tejen la red de corrupción que se mueve en las oficinas de Tránsito Municipal de Puebla. Los ministeriales, el "gruyero", los oficiales de Tránsito, los jefes de área que autorizan y otros de los que apenas se pronuncia el apellido, deambulan con plena impunidad en las oficinas de Rancho Colorado. El costo del silencio y la impunidad Con el uso de sellos y la conexión con otras áreas, fue posible "alterar" un incidente asentado en la constancia de hechos 47/2011/ECSUR que se levantó contra el infractor y que, gracias a su intervención, pasó a adoptar calidad de afectado. Cuando se sorprendió en flagrancia a Rogelio Silva en este hecho, llevaba 6 mil 500 pesos en su bolsillo. En una declaración del propio Silva Jiménez, se menciona al titular del Departamento de Trámite de Liberación de Vehículos, Alejandro Beltrán, quien pide que los trámites indebidos se realicen en su oficina. Todo esto consta en actas que obran en poder de este medio. Incluso, con base en esas actas, se sabe que servidores públicos que trabajan desde hace seis años en estas oficinas de Rancho Colorado y las de la Tesorería en el cobro de multas de Tránsito, fueron llamados en el mes de diciembre de 2010. Ahí, el entonces director de Ingresos de la Tesorería, Sergio Alberto Ferrer (en la sala de juntas de la planta baja a la que se ingresa por la 2 Poniente), les entregó 6 mil pesos en efectivo como "un bono de gratificación por las anomalías que se venían presentando y por no decir nada al respecto". En nuevas actas, sobresale nuevamente el nombre de Juan Carlos Serrano como el experto en captura del sistema en Multa Móvil, donde se otorgaba la condonación de multas a través del artículo 360, que registra en la base de datos cero, aunque en la caja el ciudadano pague su multa.

Busca en nuestro archivo

L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        
             

Siguenos también en: Google News